lunes, 22 de octubre de 2012

Para ser el más grande primero debes ser el más pequeño



Ese muro azul podría parecer que no tiene nada especial, pero forma parte de una de las muchas leyendas que puedes escuchar en Dublín.

Es uno de los muros de The Projects Art Centre. Frente a este en concreto, según se dice, solía tocar U2 todos los días cuándo eran solo unos adolescentes, lloviera o hiciese frío.

La gente que se encontraba todos los días bebiendo en el bar de enfrente salía a escucharles, lo que enfurecía mucho al dueño del bar, que les decía a los jóvenes U2 que se fuesen a otro lado porqué le hacían perder clientela.
Bono le pidió que les dejase tocar en su bar y así todos saldrían ganando, pero eso fue algo que enfadó aún más al dueño del bar, que les dijo que nunca llegarían a triunfar. A lo que Bono replicó diciendo que algún día sería tan rico y famoso que volvería allí y le compraría su bar.
Años más tarde Bono no solo compraría el bar, si no la calle entera.

No se lo que habrá de verdad y no en esta historia (lo de que Bono es dueño de la calle si que es cierto). Pero lo que quería decir con esta historia es algo simple, una reflexión que tuve al escucharla:

Que nadie te diga lo que no puedes ser. Uno mismo debe ser consciente de sus limitaciones, pero también de sus virtudes. Si tu crees en algo, si sueñas con algo, lucha por conseguirlo.
Siempre hay que empezar por abajo, por qué para ser el más grande... primero debes ser el más pequeño.




(P.D. Este vídeo está grabado en la azotea del Clarence Hotel, propiedad de Bono, y que se encuentra frente al muro azul)

jueves, 27 de septiembre de 2012

Spain is different


Basta ya.

Basta ya de que nos mientan, nos manipulen y nos roben continuamente.
Basta ya de que solo se acuerden de nosotros cuándo se acercan elecciones y que luego les falte tiempo para chupársela al primer imbécil que nos promete el oro y el moro (Adelson).

Basta ya de censura en la información PÚBLICA. ¿Habéis visto como cubren Telemadrid o RTVE los hechos de los últimos días?

Basta ya de pisotear nuestros derechos y de una policía que está tan puteada como el ciudadano de a pie y que, en lugar de defenderle, comprenderle, o unirse a él, le trata como escoria, se infiltra entre los manifestantes y organiza disturbios, pega palos y tiene a miembros en sus sindicatos que dicen cosas cómo "Para los de las identificaciones: no las llevan y APOYAMOS QUE NOS LAS LLEVEN ANTE ORGANIZACIONES VIOLENTAS. LEÑA Y PUNTO"

Basta ya de noticias e imágenes cómo estas...





Pero también (y a riesgo de parecer bipolar)... basta ya de pensar que el enemigo es la policía.
Los enemigos son los que están arriba y les ordenan determinadas cosas. Si, es cierto que hay gilipollas (pero cómo en todas partes) que no tienen medida y van a cargar, cargar y cargar.

Pero los policías son trabajadores cómo otros cualquiera y su trabajo (el de los antidisturbios) consiste en desalojar manifestaciones.
Se oye mucho frases cómo "todos los policías son unos hijos de puta" y me hace gracia, por qué el día en que necesites la ayuda de uno, ¿Vas a decir eso también?
¿Acaso no hay manifestantes violentos http://www.youtube.com/watch?v=gjE4HxhOvZ8 (minuto 2) y manifestantes pacíficos? Pues eso, no hay que generalizar.

Una solución podría ser endurecer las oposiciones o los exámenes psicológicos que se les hacen a los opositores a policías, para que no haya animales cómo alguno de los que estamos hartos de ver en TV o cómo en los vídeos que os he dejado ahí arriba.
Pero entonces el gobierno se quedaría sin sus perros, esos que nos dan caza cuándo estamos ahogados de tanto gritar por un cambio.


¿Qué ha cambiado en tantos siglos de evolución?
El monarca hace y deshace a su gusto. El clero y la nobleza gozan de una posición privilegiada y el pueblo y los plebeyos se mueren de hambre, oprimidos por el duro régimen de los que están en el poder.

Os dejo un último enlace. Reflexionen ustedes...
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/24/espana/1348502559.html



lunes, 3 de septiembre de 2012

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?





Me parece una puta vergüenza que los medios "deportivos" se centren así en Cristiano Ronaldo habiendo tantos deportes de los que hablar...

España llevaba ayer 18 medallas en los Juegos Paralímpicos de Londres, ¿lo habéis oído? No sale en ninguna portada ¿verdad?
Lo que le interesa a España no es eso, ni la prima de riesgo ni nada, es que un pijo mimado está triste por sus condiciones laborales. 


Aunque nunca leerás esto, aquí va mi reflexión:

Lo primero, los goles se celebran por la afición y por el club que te paga, no por tí, gilipollas.
Y si estás triste chaval, te invito a cambiarte conmigo que estoy en paro, o con esos deportistas paralímpicos que, pese a no haber tenido la suerte que has tenido tu en la vida, ni tu sueldo, ni las mujeres a las que te has tirado, estoy seguro de que son más felices que tú.

El secreto no son las condiciones laborales de cada uno, amigo CR7. El secreto es que te llene lo que haces, aunque, en mi caso lo que haga sea buscar trabajo...

Tú sigue "llorando" para llamar la atención y acaparar portadas si eso es lo que te hace feliz, que los demás vamos a seguir viviendo nuestra vida. Felices, a pesar de todo...

jueves, 16 de agosto de 2012

'La invención de Hugo', la fábrica de sueños.

Mi padre me llevaba al cine toooooooooodo el tiempo, y me habló de la primera película que vio. Entró en una sala oscura y en una pantalla blanca vio un cohete que volaba hasta entrar en el ojo del hombre de la luna, ¡entraba directo en el ojo! Dijo que era como ver sus sueños en mitad del día (Hugo Cabret)

En 2011, el mismo año que un director francés decidió hacer el gran homenaje al Hollywood de los años 20 que supone 'The Artist', llegó un director de Hollywood e hizo el homenaje más grande al cine que he visto en mucho tiempo.

Y es que 'La invención de Hugo' es un canto de amor al cine (tanto por la forma como por el contenido), algo que se respira en cada fotograma, y que Martin Scorsese lo ha disfrazado de película infantil.

Una película "infantil" que me ha emocionado, que ha hecho que vuelva a sentirme un niño rememorando lo que siente uno cuando ve una película por primera vez, que recuerde por qué me gusta tanto el cine, y que cada vez tenga más y más ganas de soñar con ponerme algún día detrás de las cámaras.

Con esta entrada no pretendía hacer una crítica, simplemente me ha llenado tanto ver esta película que he creído necesario compartirlo de alguna manera.

Quizá sea una película que no guste a todos, pero estoy seguro de que a cualquier apasionado del séptimo arte le va a encantar.


P.D. Esta es la película de la que habla Hugo en la frase que encabeza el artículo


sábado, 16 de junio de 2012

Bienvenido al planeta eskoria

Primero, fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario cilivizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales. (Victor Hugo)

Tendemos a pensar que somos los dueños de todo, y no es así.

Convivimos con más de 6000 millones de personas, pero también con todo lo que nos rodea, ya sean plantas, rocas o animales, y nos lo estamos cargando todo. No recordamos que no somos los únicos habitantes del planeta.

Condenamos moral y socialmente a los especuladores inmobiliarios que se encargan de hacer arder un bosque para luego construir en ese terreno, o a las empresas que realizan vertidos tóxicos en el mar.
Pero no pensamos que cosas tan simples como el reciclaje tienen un efecto muy importante en el ecosistema. Nos basta con exclamar "¡Qué tiempo tan raro!" sin pararnos a pensar en que podemos ser los causantes.

Y así sucede, que se dan fenómenos como el del trash vortex, una isla que se ha formado en el pacífico con desechos provenientes de todas partes que, por un fenómeno de corrientes, llegan a un mismo punto en el océano. Al parecer tiene una superficie de 1.400.000 km² (para que os hagáis una idea la de España es de 504.645 km²) y está formada por 4 millones de toneladas de basura.


Ya sabía de la existencia de esta isla, lo que no sabía, y el motivo por el que he decidido que ya era hora de actualizar el blog, era por un vídeo que he visto. Es el trailer de un documental llamado Midway.


Lo que sucede en las islas Midway, es que parte de los desechos de esa isla de basura formada en el pacífico llega hasta sus costas.
En este atolón, no hay vida humana (está a unos 3000 kilómetros del continente más cercano). Sus principales habitantes son albatros y están muriendo por nuestra culpa, buscan comida entre los restos de basura y, si habéis visto el vídeo ya habréis visto lo que les pasa...


En nuestras manos está cambiar el mundo. Una pequeña acción como el reciclaje, como tirar una lata al contenedor adecuado, y no arrojarla al suelo o al mar puede servir para que este planeta no se convierta cada vez más en el basurero que va camino de ser.

Es el legado que le estamos dejando a la naturaleza, el que le vamos a dejar a nuestros hijos. Deberíamos ir pensando en cuidarlo un poco...

lunes, 5 de marzo de 2012

'The artist', la pesadilla del cine sonoro



Habrá muchos espectadores que, como yo antes de ver esta película, pensarán: ¿Qué mérito tiene hacer en pleno S.XXI una película de cine mudo cuando la moda imperante es el 3D?
Con todos los adelantos tecnológicos que hay podría salir la mejor película muda de la historia pero... ¿Por qué ahora?

Pero cuando uno se dispone a verla se da cuenta de algo. El mérito no está en hacer una película muda hoy en día, si no en utilizarlo como un recurso narrativo que, de hecho, funciona a la perfección con lo que se nos está contando.


The artist cuenta la historia de George Valentín, un actor que en los años 20 tiene que lidiar con la aparición del cine sonoro, algo que a George no le hace ninguna gracia, pues se resiste a creer que una película sonora puede ser mejor que una muda.

El juego audiovisual viene durante una pesadilla que sufre el protagonista, en la que todo y todos lo que hay a su alrededor emiten sonido, excepto su voz.

Es entonces cuando el hecho de hacer una película en este formato tiene sentido. Se encuentra supeditado a la historia que nos están contando.
Es en ese momento en el que The artist muestra el planteamiento tan original que tiene.


Aunque el ritmo de la película llega a decaer en un par de ocasiones nos brinda secuencias espectaculares como la de la pesadilla antes mencionada, la escena del BANG!, cualquiera en la que salga el perro, o la del final, en la que vuelve a aparecer el sonido enlazado de la mejor manera posible, terminando la película de una forma totalmente metalingüistíca (hay una película dentro de la propia película) pero siendo, a su vez, el final más lógico posible.

El director grita acción, aparecen los créditos pero no hay ningún "The End" pues la película, la que ruedan los protagonistas no ha terminado, acaba de comenzar.


Nota: 9/10

miércoles, 22 de febrero de 2012

Viva España...



No se si a vosotros os pasará, pero yo cada vez que pongo las noticias o leo algún periódico me cabreo profundamente.

Vivimos en un país de personas que apoyan la monarquía con argumentos como "es que el Juan Carlos es tan campechano..." mientras vemos como su yerno roba y malversa con fondos públicos.


Cada día los políticos nos anuncian nuevos recortes en cosas tan básicas como educación, sanidad y seguridad, cuando ellos llevan a sus hijos a colegios y médicos privados y no les faltan policías y personal de seguridad a su cargo.
Entonces, ¿para qué nos gobiernan? ¿Para recortar nuestros derechos y libertades mientras ellos disfrutan de los privilegios del poder y el dinero que nosotros les hemos otorgado con nuestros votos y los impuestos?

Tenemos unos políticos que no gobiernan para el pueblo y no piensan por el pueblo, si no por los mercados, por su propio bolsillo y, por supuesto, en ganar votantes.
Es así de triste, pero vivimos en un país, en una sociedad que no funciona, en la que uno solo piensa por sí mismo. De ahí que haya tanta corrupción y tanto inepto.

Así que cuando escucho a alguien decir que se siente orgulloso de ser español, solo puedo preguntarme ¿por qué? ¿por qué la Roja gana allá donde vaya y exportamos jugadores a la NBA?
No señores, esos deportistas no piensan ni en mí ni en vosotros cuando se llena su bolsillo.
Y sí, mola que tu país sea lo más en el deporte. Pero, ¿de que sirve eso cuando todo lo demás no funciona?


Yo me siento orgulloso de mis amigos, de mi familia, de tener un techo en el que vivir, y me sentiré orgulloso de mi país cuando me den motivos para ello.
Mientras tanto y mientras no nos quiten eso también, disfrutemos de la vida.

martes, 24 de enero de 2012

Tiempo


A veces siento que la vida va demasiado deprisa y que no me da tiempo a vivirla.

Cuando quieres darte cuenta, tu mayor preocupación en la vida ha pasado de ser preguntarte si jugar a las canicas o al escondite a encontrar un buen trabajo. Y aquellos amigos del alma con los que intercambiabas cromos han pasado a ser casi unos desconocidos, con quienes lo que ahora intercambias es un breve saludo al cruzar la calle.

Deberíamos vivir la vida como lo hace un niño, deberíamos vivir la vida como si cada segundo fuera el último. Y que cuando nos llegue la hora y nos tengan que recordar por algo, que sean tantos "algos" que no sepan por donde empezar.

Deberíamos dejar de contar minutos y empezar a contar momentos.

jueves, 12 de enero de 2012

What about Michael?


I used to dream
I used to glance beyond the stars
Now I don't know where we are
Although I know we've drifted far


Desde que tengo uso de razón recuerdo su música. Hay muchos grupos y artistas que me gustan y que escucho bastante, sin embargo, no pasa un día que no le escuche a él.

Cuando leo artículos como "Justin Bieber anhela ser como Michael Jackson" aparte de sentir un profundo asco pienso que me gustaría ver al chaval cara a cara y simplemente decirle: ¿En serio?
Pocos músicos pueden comparar su talento al de MJ y no Justin, tu no eres uno de ellos.

Grande entre los grandes, incomprendido, genio, inigualable y un músico increíble.
El legado que nos dejó es muy grande.

Gracias Michael, porque si la música significa tanto para mí en mi vida, en parte es por tu culpa, y me alegro de que así sea.