sábado, 19 de abril de 2014

Where the wild things are



-¿Sabías que el sol se va a morir?
-¿Cómo? Primera noticia. Pero bueno, eso no va a pasar. Tú eres el rey, y yo... mírame, yo soy grande. ¡Cómo vamos a preocuparnos de algo tan insignificante como el sol!


jueves, 20 de febrero de 2014

Respuesta


¡Oh, mi yo! ¡oh, vida!
de sus preguntas que vuelven,
Del desfile interminable de los desleales,
de las ciudades llenas de necios, 
De mí mismo,
que me reprocho siempre (pues,
¿quién es más necio que yo, ni más desleal?),
De los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos
despreciables, de la lucha siempre renovada,
De lo malos resultados de todo, de las multitudes
afanosas y sórdidas que me rodean, 
De los años vacíos e inútiles de los demás, yo
entrelazado con los demás,
La pregunta, ¡Oh, mi yo!, la pregunta triste que
vuelve - ¿qué de bueno hay en medio de estas
cosas, Oh, mi yo, Oh, vida? 
Respuesta 
Que estás aquí - que existe la vida y la identidad,
Que prosigue el poderoso drama, y que
puedes contribuir con un verso. 
WALT WHITMAN

martes, 12 de marzo de 2013

Generación ¿perdida?

Nuestros sueños quedan muy lejanos. Estamos llenos de frustraciones, no queda esperanza ni oportunidades para nosotros.
Somos la generación perdida, o eso se empeñan en decirnos...

¿Perdida? ¡Y una mierda!
Estamos llenos de ilusión y de ganas de intentarlo una vez más (o deberíamos estarlo).
Somos unos luchadores natos y eso nos hace más fuertes, hace que no nos durmamos, que no nos acomodemos, nos hace estar más unidos a los nuestros,...

Yo creo que eso es algo, así que quien vuelva a decir que somos la generación perdida se puede ir yendo a tomar por culo.
Porque lo mejor hemos perdido esta batalla, ya que no tenemos trabajo o perspectivas de un gran futuro. Pero mientras no nos quiten la ilusión acabaremos ganando la guerra.

Acabaremos triunfando.

lunes, 22 de octubre de 2012

Para ser el más grande primero debes ser el más pequeño



Ese muro azul podría parecer que no tiene nada especial, pero forma parte de una de las muchas leyendas que puedes escuchar en Dublín.

Es uno de los muros de The Projects Art Centre. Frente a este en concreto, según se dice, solía tocar U2 todos los días cuándo eran solo unos adolescentes, lloviera o hiciese frío.

La gente que se encontraba todos los días bebiendo en el bar de enfrente salía a escucharles, lo que enfurecía mucho al dueño del bar, que les decía a los jóvenes U2 que se fuesen a otro lado porqué le hacían perder clientela.
Bono le pidió que les dejase tocar en su bar y así todos saldrían ganando, pero eso fue algo que enfadó aún más al dueño del bar, que les dijo que nunca llegarían a triunfar. A lo que Bono replicó diciendo que algún día sería tan rico y famoso que volvería allí y le compraría su bar.
Años más tarde Bono no solo compraría el bar, si no la calle entera.

No se lo que habrá de verdad y no en esta historia (lo de que Bono es dueño de la calle si que es cierto). Pero lo que quería decir con esta historia es algo simple, una reflexión que tuve al escucharla:

Que nadie te diga lo que no puedes ser. Uno mismo debe ser consciente de sus limitaciones, pero también de sus virtudes. Si tu crees en algo, si sueñas con algo, lucha por conseguirlo.
Siempre hay que empezar por abajo, por qué para ser el más grande... primero debes ser el más pequeño.




(P.D. Este vídeo está grabado en la azotea del Clarence Hotel, propiedad de Bono, y que se encuentra frente al muro azul)

jueves, 27 de septiembre de 2012

Spain is different


Basta ya.

Basta ya de que nos mientan, nos manipulen y nos roben continuamente.
Basta ya de que solo se acuerden de nosotros cuándo se acercan elecciones y que luego les falte tiempo para chupársela al primer imbécil que nos promete el oro y el moro (Adelson).

Basta ya de censura en la información PÚBLICA. ¿Habéis visto como cubren Telemadrid o RTVE los hechos de los últimos días?

Basta ya de pisotear nuestros derechos y de una policía que está tan puteada como el ciudadano de a pie y que, en lugar de defenderle, comprenderle, o unirse a él, le trata como escoria, se infiltra entre los manifestantes y organiza disturbios, pega palos y tiene a miembros en sus sindicatos que dicen cosas cómo "Para los de las identificaciones: no las llevan y APOYAMOS QUE NOS LAS LLEVEN ANTE ORGANIZACIONES VIOLENTAS. LEÑA Y PUNTO"

Basta ya de noticias e imágenes cómo estas...





Pero también (y a riesgo de parecer bipolar)... basta ya de pensar que el enemigo es la policía.
Los enemigos son los que están arriba y les ordenan determinadas cosas. Si, es cierto que hay gilipollas (pero cómo en todas partes) que no tienen medida y van a cargar, cargar y cargar.

Pero los policías son trabajadores cómo otros cualquiera y su trabajo (el de los antidisturbios) consiste en desalojar manifestaciones.
Se oye mucho frases cómo "todos los policías son unos hijos de puta" y me hace gracia, por qué el día en que necesites la ayuda de uno, ¿Vas a decir eso también?
¿Acaso no hay manifestantes violentos http://www.youtube.com/watch?v=gjE4HxhOvZ8 (minuto 2) y manifestantes pacíficos? Pues eso, no hay que generalizar.

Una solución podría ser endurecer las oposiciones o los exámenes psicológicos que se les hacen a los opositores a policías, para que no haya animales cómo alguno de los que estamos hartos de ver en TV o cómo en los vídeos que os he dejado ahí arriba.
Pero entonces el gobierno se quedaría sin sus perros, esos que nos dan caza cuándo estamos ahogados de tanto gritar por un cambio.


¿Qué ha cambiado en tantos siglos de evolución?
El monarca hace y deshace a su gusto. El clero y la nobleza gozan de una posición privilegiada y el pueblo y los plebeyos se mueren de hambre, oprimidos por el duro régimen de los que están en el poder.

Os dejo un último enlace. Reflexionen ustedes...
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/24/espana/1348502559.html



lunes, 3 de septiembre de 2012

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?





Me parece una puta vergüenza que los medios "deportivos" se centren así en Cristiano Ronaldo habiendo tantos deportes de los que hablar...

España llevaba ayer 18 medallas en los Juegos Paralímpicos de Londres, ¿lo habéis oído? No sale en ninguna portada ¿verdad?
Lo que le interesa a España no es eso, ni la prima de riesgo ni nada, es que un pijo mimado está triste por sus condiciones laborales. 


Aunque nunca leerás esto, aquí va mi reflexión:

Lo primero, los goles se celebran por la afición y por el club que te paga, no por tí, gilipollas.
Y si estás triste chaval, te invito a cambiarte conmigo que estoy en paro, o con esos deportistas paralímpicos que, pese a no haber tenido la suerte que has tenido tu en la vida, ni tu sueldo, ni las mujeres a las que te has tirado, estoy seguro de que son más felices que tú.

El secreto no son las condiciones laborales de cada uno, amigo CR7. El secreto es que te llene lo que haces, aunque, en mi caso lo que haga sea buscar trabajo...

Tú sigue "llorando" para llamar la atención y acaparar portadas si eso es lo que te hace feliz, que los demás vamos a seguir viviendo nuestra vida. Felices, a pesar de todo...

jueves, 16 de agosto de 2012

'La invención de Hugo', la fábrica de sueños.

Mi padre me llevaba al cine toooooooooodo el tiempo, y me habló de la primera película que vio. Entró en una sala oscura y en una pantalla blanca vio un cohete que volaba hasta entrar en el ojo del hombre de la luna, ¡entraba directo en el ojo! Dijo que era como ver sus sueños en mitad del día (Hugo Cabret)

En 2011, el mismo año que un director francés decidió hacer el gran homenaje al Hollywood de los años 20 que supone 'The Artist', llegó un director de Hollywood e hizo el homenaje más grande al cine que he visto en mucho tiempo.

Y es que 'La invención de Hugo' es un canto de amor al cine (tanto por la forma como por el contenido), algo que se respira en cada fotograma, y que Martin Scorsese lo ha disfrazado de película infantil.

Una película "infantil" que me ha emocionado, que ha hecho que vuelva a sentirme un niño rememorando lo que siente uno cuando ve una película por primera vez, que recuerde por qué me gusta tanto el cine, y que cada vez tenga más y más ganas de soñar con ponerme algún día detrás de las cámaras.

Con esta entrada no pretendía hacer una crítica, simplemente me ha llenado tanto ver esta película que he creído necesario compartirlo de alguna manera.

Quizá sea una película que no guste a todos, pero estoy seguro de que a cualquier apasionado del séptimo arte le va a encantar.


P.D. Esta es la película de la que habla Hugo en la frase que encabeza el artículo